Gato persa

 

Características y personalidad del gato Persa

 

gatito persa
gatito persa

Podemos reconocer de manera muy fácil al gato Persa por su cara ancha y aplanada junto a un abundante pelaje. Fueron insertados en Italia provenientes de la antigua Persia (hoy Irán) aproximadamente en el año 1620 aunque se desconoce su verdadero origen. El estándar actual de gato persa se fijó en 1800 en Inglaterra y proviene del Angora Turco.

Creo que son muy pocos los gatos que deben de gozar de la popularidad del gato Persa. Un gato de porte elegante, una raza muy elegida por aristócratas debido a su belleza y temperamento afable, llegando a asociarse a la riqueza y la vida de lujo.

En Perritos.com.ar te damos a conocer los cuidados que este gato necesita, ya que su pelaje y los cruces entre razas realizados durante siglos lo hacen propenso a ciertas enfermedades.

Apariencia Física del gato persa

Podemos observar una cabeza redondeada que junto a sus pómulos prominentes y un hocico corto dan forma a la cara aplanada, chata, de esta raza. Los ojos son bastante grandes, llenos de expresividad contrastando con unas orejas pequeñas y redondeadas.

El gato persa es de un tamaño mediano, a veces grande, bastante musculoso. Tiene el cuerpo compacto, tipo Corby con unas gruesas patas. Su pelo es abundante, espeso y largo y muy suave al tacto.

gatitos-persas
Gatitos persas

 

Los colores del manto del gato persa son muy variados:

Blanco, azul, negro, chocolate, o color crema son algunos de los colores en el caso del pelaje aunque también existen gatos bicolores, Tabby e incluso tricolores en el caso de algunas hembras.

El gato persa Himalayo tiene todas las características de un gato persa común con un pelaje similar al de los siameses, el pointed. Estos gatos suelen tener siempre sus ojos de color azule mientras que su pelo puede encontrarse en color chocolate, lila, azul, crema, flama o color carey.

Comportamiento de la raza de gato Persa

Se trata de un gato especialmente de interiores, ya que fue criado para desarrollarse como animal de compañía. De hecho, varios ejemplares llegan a desarrollar agorafobia si no se le alienta ni educa para salir al exterior.

Tienen un carácter cariñoso y no posee un instinto de caza o de protección del territorio contra otras razas. Por lo tanto, es un gato ideal para personas que disfrutan estando en casa.

El gato Persa disfruta mucho de la compañía del humano, también es afectuoso y pasa tiempo con los niños, especialmente cuando son cachorros, así como también con otros animales. Es un gato tranquilo, dormilón y bastante sedentario, al que le encanta que lo acaricien y cepillen.

Carácter

Este es un gato muy familiar y tranquilo. Lo veremos en todo momento relajándose en un sofá o en una alfombra, puede pasar largas horas reposando. Es un gato extremadamente doméstico que no muestra las actitudes típicas de otros gatos o de sus parientes más salvajes. Se observa frecuentemente que el persa es muy vanidoso, ya que sabe que él es un animal hermoso y no dudará en pasearse varias veces por delante de las personas para conseguir caricias y un poco de atención.

Al gato persa le gusta sentirse acompañado por las personas de su entorno,tanto como también, con perros y otros animales. También se porta maravillosamente con niños. Podemos añadir que este es un gato muy goloso al que podemos convencer fácilmente de hacer trucos de todo tipo si lo premiamos con golosinas.

gatos_persas_caracter
Caracter del gato persa

La salud del gato persa

Una de las patologías más características de esta raza es la enfermedad renal poliquística. Esta es una enfermedad hereditaria (la cual se estima que el 38 % de los gatos persas lo llevan en la sangre) que le produce insuficiencia renal crónica.

Esta enfermedad suele manifestarse a partir de los 7 años de edad y solo puede diagnosticarse a través de ecografías. Esta enfermedad hace que se le formen quistes en su sistema urinario o en sus riñones que al  envejecer comprometen la salud de nuestro gato.

Esta raza, igualmente, es propensa a padecer otras enfermedades como herpes felino o neumonía si habita en ambientes húmedos o cálidos. Las hembras azules son más propensos a los abortos o a parir cachorros enfermos y/o con deformaciones.

Su cara achatada y sus cortos pasajes nasales favorecen muy frecuentemente las dificultades para respirar que si no son detectadas a tiempo pueden terminar en afecciones cardíacas. Se debe de visitar al veterinario si se observan estornudos persistentes, silbidos al respirar o jadeos.

Como cualquier gato también debemos tener precaución al cepillarlo para poder evitar las bolas de pelo que acaban en el estómago.

Otras enfermedades que pueden afectar al gato persa son:

  • Toxoplasmosis
  • Abortos y/o malformaciones en el caso de gatos azules
  • Maloclusión
  • El síndrome de Chediak-Higashi
  • Anquilobléfaron congénita
  • Entropión
  • Epífora congénita
  • Glaucoma primario
  • Dermatitis del pliegue cutáneo
  • Cálculos en las vías urinarias y renales
  • Luxación de la rótula
  • Displasia de cadera

Cuidados recomendados para el gato Persa

Este gato muda de pelo según la temporada, por este motivo y para mantener la calidad de su pelaje es muy importante cepillarlo diariamente.

Se debe saber que y tener en cuenta que esta raza es una de las que más cuidados necesita por su largo pelo y por las constantes secreciones de sus ojos en forma de lagrimeo. Para evitar las infecciones oculares se le debe limpiar los ojos periódicamente.

gato-persa-cuidados
Gato persa y sus cuidados

 

No te olvides de cepillarlo para prevenir nudos y enrededos que podría tragarse al acicalarse el mismo. Para esto se debe emplear un peine o cepillo de diente separados para la primera pasada y un cepillo de cerdas largas para la segunda pasada. Así, eliminarás el polvo y la suciedad de su pelaje sin dañarle su piel.

Por ser propenso al sedentarismo y a la vida contemplativa, el gato Persa es muy poco activo. Por lo tanto, debemos prestar total atención a nuestro gato para contener su tendencia a engordar y terminar con sobrepeso y con obesidad. Por esto, deberás estimularlo y tratar de ejercitarlo a través de algun juego para que juegue y se ejercite a diariamente.

La obesidad es un muy grave problema en los gatos persa, la gran mayoría de las veces se manifiesta después de la esterilización. Por este motivo te recomendamos visitar al veterinario y consultar el tipo de alimento adecuado para que tu gato no termine con sobrepeso.

 

Video

 

Fotos de gatitos persa

Deja una respuesta