Staffordshire Bull Terrier

El Staffordshire Bull Terrier, el perro niñera. 

Staffordshire Bull Terrier niñero
Staffordshire Bull Terrier niñero

Antes que nada, no debe confundirse con el American Staffordshire Terrier.

Al Staffordshire Bull terrier se lo considera un perro de carácter alegre y muy positivo, es la mascota perfecta para personas activas como deportistas o tal vez runners. Si estás pensando en adoptar un perro de estas características, será muy importante la información previamente acerca de su educación, los cuidados que debes tener o las necesidades que se deben cumplir para que sea un perro feliz durante muchos años.

Acá detallaremos todo lo que necesitas saber sobre el Staffordshire bull terrier, para que su adopción sea meditada y responsable.

El Staffordshire Bull Terrier es una raza originaria del Reino Unido, es un perro con una antigüedad de más de 200 años, fue creada a partir de cruces entre los antiguos Bulldog inglés y Terriers. Equivocadamente es un perro que ocupa un lugar en la lista de razas consideradas peligrosas debido a sus características físicas y su potencia pero esto no significa que sea agresivo, por el contrario es un perro tierno y amante de su familia.

Breve historia de la raza

La raza es originaria de Staffordshire, Inglaterra. Se obtuvo de la mezcla de bulldog con diferentes terriers de la época. En mayo del año 1935 se fundó algo que se hizo llamar el Club de Staffordshire Bull Terrier (The Staffordshire Bull Terrier Club) en el cual se fijó su nombre actual y su estándar. El aspecto en general de la raza ha cambiado considerablemente hasta el día de la fecha.

Fueron perros creados con fines de juegos y apuestas. La raza fue creada de cruces de los antiguos Bulldog inglés del cual ya casi no tiene rasgos característicos y con Terriers de la época para crear un perro (llamado Bull and Terrier) potente y tenaz además de osado y rápido para las peleas de perros u osos.

Los Bulldogs mordían y no soltaban, y los terriers tenían un temperamento más resuelto. La primera vez que se utilizó un perro de esta raza fue para hacer peleas con toros y osos en las que se enviaban dos o más perros a luchar contra estos animales de tamaño mucho mayor. Una vez prohibidos estos  mal llamados “entretenimientos”, surgieron las peleas de perros en fosos o rings. Ocasionalmente eran utilizados también para la caza.

Características del Staffordshire Bull Terrier

Esta clase de tiene un cuerpo mediano, con una contextura muy musculosa y robusta. El lomo es ancho y corto. Tienen un pecho amplio, además de tener un vientre apenas recogido. Con cuello, grueso y bien musculado, se ensancha en unos hombros bien fuertes. La cola, de inserción baja, es gruesa en su base y se afina hacia el final.

Por otra parte, tienen un cráneo “cuadrado” y bastante ancho, con un rostro corto y frente amplia, cachetes bien desarrollados, mandíbulas poderosas y una trufa de color negro. Según el estándar de la raza los ojos son oscuros, pero siempre a juego con el manto de su pelaje. Las orejas se pueden presentar en forma de rosa o un tanto erguidas.

Su manto es de pelo corto y lustroso. Los tonos más habituales son el rojizo, el leonado y el azulado, además del color blanco o negro. También suelen ser bicolores, con mantos atigrados o manchas blancas.

Carácter del Staffordshire Bull Terrier

El Staffordshire bull terrier es un perro excelente, es una mascota perfecta para familias activas. Es muy amigable con las personas y en especial con los niños, a quienes cuida y protege. Son perros muy amigables, felices y compañeros.

Con una educación apropiada, el Staffordshire bull terrier se convierte en un perro excelente y muy sociable, algo nativo en esta raza tan afectuosa y simpática. Suelen relacionarse con otros perros, sin problema alguno. Les encanta jugar, ejercitarse y conocer cosas nuevas.

Además, algo que se merece ser resaltado es que la personalidad tan positiva que tiene la raza durará muchos años, incluso en su vejez va a ser un perro encantador y alegre, siempre estará dispuesto a demostrar su cariño y apego a la familia.

Staffordshire Bull Terrier carácter
Staffordshire Bull Terrier carácter

En su país de origen, al Staffordshire bull terrier recibe el apodo de “perro niñera” debido a su fama de compañero de juegos y perro guardián de niños. A pesar de su aspecto de rudeza, este perro es muy cariñoso. Esta raza es dulce, dócil y siempre tiene ganas de jugar. Aunque no busca problemas, el se pondrá firme ante un desafío y no siempre será amable con otros perros.

Se le puede adiestrar en obediencia, aunque son bastante tercos. Los métodos de adiestramiento por la fuerza no darán resultado, pero, si el se le enseña en forma de juego, el Staffordshire se mostrará dispuesto a participar.

Cuidados del Staffordshire Bull Terrier

Es muy importante tener en cuenta que el Staffordshire bull terrier es un perro que necesita hacer mucho ejercicio. Deportes caninos pueden ayudar a ejercitar a este perro, aunque podemos practicar actividades varias como: footing, running, juegos con pelota que lo estimularán y lo ejercitarán.

Además, deberá de disfrutar de, al menos, dos paseos al día, en los que se le permita pasear relajado y ejercitarse con algún juego.

Su pelaje, al ser un manto de pelo corto es muy simple de cuidar y mantener. Tiene un pelaje tan cortito que bastará con cepillarlo semanalmente y un baño al mes para mantener su pelo lustroso y brillante.

Educación del Staffordshire Bull Terrier

La educación y el adiestramiento de esta raza debe basarse en los refuerzos positivos. Aunque es un perro inteligente y que responde perfectamente, puede tardar un poco en relacionar correctamente las indicaciones y lo que debe aprender. Para esto, debemos tener paciencia, especialmente si es cachorro.

Se empieza su educación cuando es un cachorro. Debemos asegurarnos que este en contacto con todo con lo que va a tratar en su vida adulta (bicicletas, autos, otros perros, sonidos, etc.).

Debemos hacer todo lo posible para que sus interacciones sean positivas y todo esto va a ser imprescindible y necesario para que en el futuro no sufra miedos, y tenga malas reacciones o problemas de comportamiento. La socialización cuando es cachorro debe ser diaria.

Ya de adultos, seguiremos socializando al Staffordshire Bull Terrier  para que disfrute de una vida completa junto a otros perros, o mascotas.

Staffordshire Bull Terrier y crias
Staffordshire Bull Terrier y crias

Comportamiento del Staffy

El Staffordshire Bull Terrier es un perro extremadamente inteligente, es atrevido y leal. Se apega muchísimo a sus dueños y es extremadamente afectuoso con los niños. Tiene mucha energía, es divertido y extrovertido.

No se suele llevar bien con otros perros, algunas veces un simple juego puede terminar en una pelea. Es fácil de adiestrar pero a veces puede ser un poco terco por lo que hay que tener paciencia.

Aunque parezca un perro rudo, es uno de los pocos perros que son tan adecuados para la vida en familia. Tienen un temperamento gentil y afectuoso. Siempre mostrarán una tolerancia fuera de lo común con los niños.

Sin embargo, como con todas las razas, siempre debes supervisar los juegos e intercambios con menores ya que al ser un perro enérgico a veces es algo torpe y puede terminar golpeando a los niños.

Nada hará más feliz a esta raza que compartir tiempo con su familia. Debe formar parte de la vida familiar y nunca ser abandonado en un patio o dejado durante largos periodos de tiempo sin compañía.

Por lo general es una raza que cava mucho, por lo tanto que no te asombre ver tu patio lleno de pozos al mínimo descuido.

El impulso de masticar todo lo que encuentran es otro detalle a tener en cuenta muy importante, especialmente cuando son cachorros. Evita esto comprando juguetes especiales para que se entretengan masticando.

Consideraciones acerca de la salud para el Staffordshire

El Staffordshire es muy resistente a las enfermedades. No es común que esta raza padezca muchas enfermedades congénitas, aunque se han descrito las cataratas bilaterales y los cálculos renales, al igual que labios leporinos y los paladares hendidos en los recién nacidos.

Un perro que desarrolle una catarata tendrá un emblanquecimiento en el ojo que puede llevarlo a la ceguera. Aunque la cirugía láser puede resolverla, la vista del perro no se recuperará como la de un perro normal.

Un perro de esta raza con cataratas no debería usarse para criar ya que las crías heredarían esta afección. En algunos casos, se detecta en un ojo antes de que el otro se vea afectado. En casos graves, el perro puede quedar ciego.

Siempre debemos llevar a nuestro perro al veterinario para que le hagan un chequeo ya que esta raza tiene un umbral del dolor muy alto y se pueden acomodar a grandes molestias o dolores sin que el propietario se dé cuenta de que hay un problema.

Video

cachorros staffordshire bull terrier
Cachorros Staffordshire bull terrier

Galería

Deja una respuesta